Pastas de osito

Pastas de osito

Ingredientes (para 30 galletas)

Masa clarapastas de osito

– 180 gr. de harina

– ½ cucharadita de azúcar vainillado

– ¼ cucharadita de bicarbonato

– 50 gr. de mantequilla

– 100 gr. de azúcar blanca

– 2 cucharadas de miel de abeja

– 1 huevo batido

Masa oscura

– 180 gr. de harina

– ½ cucharadita de canela en    polvo

– ¼ cucharadita de bicarbonato

– 50 gr. de mantequilla

– 100 gr. de azúcar moreno

– 2 cucharadas de miel de caña

– 1 huevo batido

Y además

– Gotitas de chocolate

– Palos de helado (opcional)

Elaboración

Tenemos que preparar masa de pastas de dos colores. Las dos se preparan de igual manera: en un bol, tamizamos la harina con la especia de cada masa y el bicarbonato. A continuación, añadimos la mantequilla en trocitos y el azúcar y desmenuzamos un poco con las manos.

Seguidamente, calentamos la miel un poco, durante 20 segundos en el microondas a potencia máxima, y añadimos a la masa, junto con el huevo batido. Con ayuda de un tenedor removemos bien, y luego amasamos con las manos hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.

Una vez tenemos las dos masas listas, las extendemos con ayuda de un rodillo. Con un cortador, cortamos círculos grandes de la masa oscura y círculos pequeños de la clara (dos pequeños por cada círculo grande).

Sobre una bandeja de horno ponemos papel parafinado o una silicona y vamos colocando los círculos grandes. Sobre cada uno de estos ponemos, presionando ligeramente, un círculo pequeño, que hará de hocico. Y pegamos también al círculo grande dos medios círculos pequeños, que harán de orejas. Y con ayuda de un cuchillo, hacemos las marcas de la nariz.

Horneamos durante 8-10 minutos a 190º, o hasta que las pastas estén doradas. Una vez listas, sacamos del horno e inmediatamente colocamos dos gotitas de chocolate -los ojos- sobre las cabezas de los ositos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

*Para colocar los palitos, podemos hacerlo antes de hornear, poniéndolos bajo las pastas en la bandeja del horno y presionando ligeramente. El inconveniente de hacerlo así es que los palitos ocupan mucho espacio en la bandeja y nos impide hornear muchas pastas a la vez. También podemos poner los palitos a las pastas cuando ya están frías, pegando el palito con glasa -clara de huevo mezclada con azúcar- a la parte trasera de la pasta.

Volver a Recetas Ronsel